Se concretó un Taller de Bioindicación y Gestión Integral de los Recursos Hídricos

79

Este lunes 19 de septiembre se realizó en el Salón Municipal un taller de biomonitoreo, en el marco del proyecto de extensión de la Secretaría de Políticas Universitarias (SPU) “Bioindicación y gestión”, dirigido por el Dr. Pablo Macchi.

El encuentro contó con la participación de la directora del Organismo de Control Municipal, Mónica Napal, la titular de la Dirección General de Biología Acuática de la Provincia del Neuquén, Lorena Laffitte, miembros de la comunidad mapuche Lof Vera, directivos y docentes de las EPET N°12 y N°21, así como personal técnico de las instituciones, docentes y estudiantes de la Universidad Nacional de Río Negro.

El taller tuvo como objetivo introducir aspectos generales de la bioindicación y gestión integral de los recursos hídricos, compartir la situación actual de la cuenca y los monitoreos llevados a cabo por los organismos de gestión, así como integrar a las comunidades de los pueblos originarios y a las escuelas para la implementación de un programa de biomonitoreo participativo a realizarse entre octubre y noviembre de este año.

“En este taller participan distintos actores comunitarios y se destaca el valor de la bioindicación como herramienta para monitorear la calidad biológica del agua”, expresó Macchi: “La bioindicación consiste en observar qué organismos viven en el agua y, a partir de ellos, determinar la calidad del agua y así trabajar de manera conjunta en una gestión integral de los recursos hídricos”.

Este proyecto, surgido de la convocatoria “Universidad, Cultura y Territorio 2021” de la SPU, tiene el propósito de promover la bioindicación como herramienta metodológica participativa en la cuenca del arroyo Pocahullo, enmarcado con los Objetivos de Desarrollo Sostenible 2030 “Agua Limpia y Saneamiento”, sus metas e indicadores.

La utilización de indicadores biológicos, basados en macroinvertebrados acuáticos, constituye una valiosa herramienta que contribuye a una gestión integral de las cuencas hídricas, ya que amplía la evaluación integral de la calidad del agua, pero también posibilita nuevas miradas y compromisos sobre realidad local de la problemática del agua con un acercamiento reflexivo y una acción responsable de las/os ciudadanas/os.

“El próximo encuentro, del que participarán las escuelas, la Comunidad Vera, entre otros actores, será para que puedan observar y participar de todo el proceso, desde el muestreo hasta el procesamiento”, completó Napal, quien destacó el carácter “participativo y ciudadano” de esta iniciativa.