“Sonidos y secretos”: Nueva muestra artística en la Sala Lidaura Chapitel

128

Este jueves 6 de enero a las 20 horas, en la Sala Municipal de Exposiciones Lidaura Chapitel, se inaugura una nueva muestra artística que invita a repensar el lugar que tiene la alteridad tras la pandemia. Compuesta por obras de las artistas Isabel De Laborde Larminat e Isabel Uboldi, se trata de una puesta organizada en conjunto entre la Secretaría de Cultura municipal y la Asociación Amigos de la Sala. La entrada es libre y gratuita.

“¿Hemos desaprendido a escuchar y a darle lugar a la alteridad? ¿Vivimos en un esquema que no convive con el misterio de la vida? ¿Será nuestra arrogancia? ¿Qué nos está diciendo la vida? Intentamos contestar por medio de estas obras. La pandemia nos dio un tejido conectivo y una gran responsabilidad: al estar todos aislados pensamos en el otro y quizás nos vimos como él, siendo parte ambos del mismo universo”, expresan las artistas sobre el propósito de esta exposición y el mensaje que buscan llevar a la comunidad.

Isabel De Laborde Larminat e Isabel Uboldi comparten intereses y formación desde hace más de 6 años, coincidiendo en intereses filosóficos que reparan en las dicotomías entre luz y sombra, consciente e inconsciente: “Es muy importante saber hacia dónde vamos. Nuestra idea es la de hacer un mapa con intervenciones artísticas de la naturaleza, que expresen audacia y humanidad, empezando por el tocón”, expresa Larminat, haciendo referencia al Árbol de la abundancia, una obra en la que trabajaron juntas durante 3 años.

“Pasamos por muchas emociones, muchas estaciones e inclemencias climáticas. Nuestra patagonia es muy intensa y nos hemos formado con eso. De ahí la intención de seguir trabajando en este proceso”, dice Uboldi. Actualmente se encuentran trabajando en una intervención similar en Villa La Angostura.

Las Piedras grabadas nos remiten a lo perdurable, silencio de milenios, secretos del cosmos con piedras filosofales que son luces en nuestro camino. De los Tubos de Viento, en el entorno acuoso de los musgos, brotan sonidos. Nos recuerdan la importancia del respirar de la vida. El Árbol de la Abundancia renace en un espacio de arte en donde todo es posible. Trae su vitalidad y sus colores en medio de la austeridad de la precordillera. La Medusa es una raíz en el río Chimehuin. Su nombre viene de su parecido con la cabeza de Gorgona, la Medusa, que transformaba en piedra a todos los humanos que le miraran la cara. Perseo, el hijo de Dánae, tuvo por misión terminar con ella, pero nosotros la quisimos domar y con nuestras intervenciones se convirtió en una medusa sanadora”, explican las artistas sobre esta colección.

La exposición cuenta, además, con un material audiovisual especialmente producido por el jóven fotógrafo sanmartinense Benjamin Tiemersman, que retrata a las artistas junto a una de sus principales creaciones. Apostando a la multisensorialidad, la muestra se completa con un acompañamiento musical a cargo de Pablo Martínez Zuviria y Rafaél Escudero, que trabajan junto a una instalación de tubos y cerámicas, entre susurros y ecos.

Isabel De Laborde Larminat se describe como una artista versátil: “Lo divertido es entrar y salir de diversos personajes. Dejar pensar a mi mano y que fluya a partir de una línea. Ese es mi camino, algo que reforcé viviendo en el campo. Allí se puede ver muy bien la abstracción”. La poesía, la geometría y la naturaleza son puntos de inspiración para esta experimentada creadora, que habla de la línea y de la mancha como amigos fieles: “Tener restos de los cuales partir para empezar una obra es lo mejor que te puede pasar”.

Isabel Uboldi es una artista ecléctica que se ha dedicado a la pintura durante muchos años. Luego pasó largo tiempo experimentando con cemento y lleva más de 15 años trabajando la cerámica: “Uno empieza jugando con colores, haciendo interpretaciones. Lo que más me gustaba era pintar en superficie plana. Tengo una visión generalizada que me sirve para ver composiciones completas. En los planos se esconden cosas cada vez más profundas. Cuando entrás en ese espacio mental, visual y emocional, ese es el sitio de la vida”. Más tarde descubrió el cemento y las piedras, materiales con los que trabajó largo tiempo en composiciones abstractas que permitían apreciar el corazón de las gemas. 

La exposición quedará inaugurada el próximo jueves 6 de enero en Drury 665, evento del cual se invita a participar a toda la comunidad y de esta forma poder conocer a las artistas y acceder a un recorrido más íntimo de la muestra.

HORARIOS DE VISITA:

  • De lunes a viernes de 10 a 12hs y de 17 a 21hs
  • Sábados de 17 a 21hs

Fotos: Camila Calderoni.