Se realizó la última reunión del año del Consejo Local de Géneros

552

El Consejo Local de Géneros, en su conjunto, ratifica su postura de trabajo de puertas abiertas y de convocatoria a TODAS las Instituciones y Organizaciones de la comunidad

Se transcribe el comunicado que se emitió luego de la última reunión.

Desde el Consejo Local de Géneros de San Martin de los Andes queremos manifestar que desde el inicio del periodo 2020, siempre se convocó a todas las Organizaciones e Instituciones (Psicosocial del Hospital “Dr. Ramón Carrillo”; Comisaría de la Mujer; Oficina de Violencia; Juntas Vecinales, Centro de Atención a la Víctima del Delito, Desarrollo Social, Concejo Deliberante, Pastoral, Delegaciones barriales, Organizaciones, Bibliotecas Populares, etc) a participar en el marco de lo normado por la Ordenanza N° 9927/13.

Que a los efectos de co-diseñar las  políticas públicas, planes, programas y proyectos destinados a la promoción y defensa de los derechos de las mujeres, y a la eliminación de la desigualdad entre los géneros, en el Consejo Local de Genero siempre se ha considerado esencial la intervención de todas las partes enunciadas, para articular e integrar los intereses de la Sociedad Civil y el Estado en el tratamiento de la temática de género, resguardando los derechos individuales y colectivos establecidos en la legislación vigente.

Durante todo el corriente año, a pesar de ser un año de pandemia, se mantuvieron las reuniones mensuales, con la participación de todos los miembros establecidos en la normativa vigente, buscando articular con todas las Áreas que toman intervención al momento de una situación de violencia. “RATIFICAMOS QUE EL ESPACIO DEL CONSEJO ES PLURAL Y MULTISECTORIAL”.

Que la lucha contra la violencia de género debe necesariamente contar con todas las voces. Se valora el trabajo de quienes sostuvieron el espacio, pero también se direcciona la responsabilidad en el Estado quien independientemente de quien ocupe el gobierno, ya cuenta gracias al trabajo de este año, con legislación en la materia, acuerdos, convenios y una articulación muy sostenida con la estructura de la Provincia en la materia.

Que el trabajo realizado ha sido arduo, en un año excepcional. Se trabajó en la ordenanza de la ley Micaela, se llevaron adelante todas las gestiones para lograr la finalización de la Casa de la Mujer, con las Concejales se lograron  a instancias de lo propuesto en las reuniones del Consejo de géneros una batería de legislación en la materia, se trabajó con la policía para que las denuncias por violencia pudieran ser tomadas en el domicilio de la víctima, y se mejorara la atención,  se generó un espacio de atención a la víctima, se asesoró a muchas mujeres, por primera vez se logró contar con una abogada especializada en derechos de género, se trabajó con la Cooperativa telefónica en la habilitación del 144 y 148 en los teléfonos fijos y se fortaleció el vínculo con todo el equipo de la Provincia de Neuquén, a cargo de los Programas de atención a la víctima y de la unidad de Botón Antipático, para gestionar la  implementación en el Municipio.

Se conformaron 4 sub comisiones: a) Reglamento Interno, b) Casa de la Mujer, c) Promoción y d) Legislativa; con participación activa de uno/a de los/las integrantes de este Consejo, incluso quienes hoy lo desconocen.

El espíritu del CLG no es el de discriminar o descalificar a nadie, sino el de ESCUCHAR DEMOCRATICAMENTE TODAS LAS VOCES QUE SE HACEN PRESENTE EN CADA REUNION.

Las principales protagonistas y destinatarias de todos las políticas y esfuerzos que en el ámbito del CLG llevamos a cabo, son y deben ser las víctimas de violencia, cualquier intento de toma de protagonismo por otros sectores de la comunidad u organizaciones no hace más que minar el trabajo y el fortalecimiento de las luchas llevadas adelante.

Los intentos de monopolización de un espacio de poder, la imposibilidad de  aceptar y  escuchar  a los demás, de construir aun en las diferencias habla de actitudes arbitrarias y desiguales.

Repudiamos el desprestigiar gratuitamente a personas con mentiras, fomentar las actitudes autoritarias como el escrache y las versiones antojadizas y mal intencionadas.

Deseamos, que en el nuevo año, la reflexión y madurez hagan que  algunas de estas personas, representantes de algunas organizaciones, puedan rever esta actitud y volver a sumarse a este espacio democrático y participativo.