¿Cómo mantener un estilo de vida saludable en tiempos de Aislamiento Social?

2670

Desde Punto Saludable del Hospital Ramón Carrillo compartieron recomendaciones y sugerencias elaboradas desde el Comité de Alimentación Saludable Provincial para aplicar durante estos días de Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio.

Es fundamental, aseguran, “planificar nuestros horarios, actividad física y alimentación”, teniendo en cuenta una serie de recomendaciones a la hora de hacer la compra, almacenar o manipular los alimentos, para realizarla de la forma más segura y saludable posible.

  • RECOMENDACIONES PARA TUS COMIDAS:

Planificá los menús diarios: Fundamental para que cuando llegue la hora de la comida no elijas lo primero que ves en la heladera.

Evitá alimentos ultra procesados: Hay que aprovechar las situaciones y en este periodo se pueden conocer nuevas alternativas de alimentación saludable.

Minimizá el azúcar y las bebidas azucaradas (gaseosas y jugos): Debés intentar limitar su consumo. Optá por beber agua o infusiones sin azúcar. Podés hacer aguas saborizadas caseras, con naranja, menta, limón o la combinación que te guste.

Optá por alimentos saludables: Elegí verduras, frutas, cereales integrales, legumbres, frutos secos, carnes magras, pescados, huevos y lácteos. Estos alimentos deben ser en estos días la base de tu alimentación.

Congelá todo lo que puedas: En estos días en que hacer las compras es algo más complicado, un buen recurso es disponer de verduras, frutas, carne y pescados congelados. Empezá a congelar alimentos de forma casera.

Aprovechar los enlatados: Pueden salvarte una comida o una cena. Las latas de pescado y legumbres son en estos días una buena alternativa para tener siempre disponibles alimentos saludables en caso de no poder ir a comprar.

Mantené bajo control el “Picoteo” y el “hambre emocional”: Tus hábitos también influyen en lo que comes, así que tratá de realizar actividades que resulten placenteras y entretenidas, evitando de esta forma el aburrimiento o la ansiedad que puede desembocar en un consumo innecesario de alimentos.

Poné en práctica nuevas recetas: Aprovechá ahora para experimentar recetas que en tu día a día no podés por falta de tiempo. Es momento de pensar cómo podés aprovechar los ingredientes de tu alacena y heladera, realizando incluso nuevas combinaciones.

Picoteos permitidos, pero de forma saludable: Preparate snacks lo más saludables posibles. Hacete unos dips de palta, garbanzo, morrón o remolacha; tiras de zanahoria, pepino, calabaza, tostadas integrales; pizza con base de harina integral, avena y verduras, yogur con semillas, galletitas caseras de avena, tostada integral con atún, tomate, por ejemplo.

  • RECOMENDACIONES A LA HORA DE SALIR A HACER LAS COMPRAS:

Hacer una compra grande en lugar de muchas pequeñas, con el objetivo de minimizar el contacto, pero sin olvidar ser solidario comprando solo lo que necesitamos realmente

Solo una persona debe ir a hacer las compras

Evitar hablar, estornudar o toser sobre los alimento

Evitar tocar o agarrar alimentos que no te vayas a llevar

Priorizar el pago con tarjeta de crédito en lugar de efectivo

Evitar tocarse la cara en el supermercado

Mantener la distancia de seguridad cuando se espera para pagar

  • RECOMENDACIONES AL VOLVER DEL SUPERMERCADO

Lavarse las manos tras colocar la compra

 Evitar tocarse la cara mientras organizás lo que trajiste

Desinfectar las superficies después de organizar la compra

  • RECOMENDACIONES EN LA COCINA:

Lavarse las manos antes y después de cocinar

Desinfectar mesadas y superficies antes y después de cocinar

No romper la cadena de frío de los alimentos

En el caso de estar enfermo, evitar cocinar o manipular alimentos